Daily Archives: May 31, 2011

“El más hippie entre los académicos y el más académico entre los hippies”

“El medio es el mensaje”

"El medio es el mensaje"

Marshall McLuhan fue un filósofo, educador, analista de la comunicación y crítico literario canadiense nacido el 21 de julio de 1911 y fallecido el 31 de diciembre del 1980.

McLuhan es reverenciado como uno de los fundadores de los estudios sobre los medios, y ha pasado a la posteridad como uno de los grandes visionarios de la presente y futura sociedad de la información. Durante el final de los años 60 y principios de los 70, McLuhan acuñó el término aldea global  para describir la interconexión humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación. Es famosa su sentencia “el medio es el mensaje”, para explicar que más que el contenido de sus palabras o de sus imágenes, lo que queda de un medio de comunicación es su efecto, la forma en que moldea a sus usuarios a nivel físico, cambiando facilidades, rutinas, modos de percepción.

Aparte de su carácter visionario y su tono, en cierta forma, jocoso; el “determinismo tecnológico” empleado por Marshall McLuhan nos da a percibir un panorama claro de las comunicaciones de hoy en día descrito por un hombre de mediados del siglo XX. Básicamente, desarrolló un pensamiento bajo dos postulados fundamentales:

  1.  Somos lo que vemos.
  2.  Formamos nuestras herramientas y luego éstas nos forman.
La Aldea Global
Según Marshall McLuhan, la Aldea Global se define como la interconexión humana a escala global generada por los medios electrónicos de comunicación. Ésta, la cual evoluciona constantemente, está siendo demostrada con la era de la información que vivimos hoy día. En la Aldea Global, las distancias son indistintas y la información es accedida a tiempo real y de forma global. Una frase enunciada por Erin Bury, pensadora acerca de las redes sociales y periodista, funcionaría como una analogía que da evidencia sustanciosa de que vivimos en la Aldea Global, Erin destaca:
“No digas nada en línea que no querrías que fuera expuesto en un anuncio panorámico con tu cara puesta en él.”
Otra analogía, sería la frase de José Cárdenas sobre las redes sociales en particular:
“Las redes sociales son cosa seria. Aquí, al que no cae lo tiran.”
“El Medio es el Mensaje”
Con esto, se quiere dejar dicho que lo que queda de un medio de comunicación es su efecto. Una de las características más importantes del medio es su poder para modificar el curso y el funcionamiento de las relaciones y las actividades humanas. Es por lo anterior que McLuhan define el mensaje de un medio como todo cambio de escala o ritmo que el medio provoque en las sociedades o culturas. Bajo lo anterior, por deducción, decimos entonces que el contenido es el revestimiento del medio; la parte más superficial, paradójicamente al pensar colectivo. El contenido del mensaje resulta menos importante que el medio en sí mismo.
El medio es el mansaje
Servomecanismos y medios fríos y calientes
Marshall definió los servomecanismos como cualquier medio que extiende nuestra fisionomía de forma funcional. Esto quiere decir que, por ejemplo, el radio es una extensión de nuestros oídos, la televisión es una extensión del espacio que ocupamos, las herramientas manuales con una extensión de nuestro cuerpo, el auto es una extensión de nuestros pies; y así sucesivamente. Sin embargo, no todos los medios tecnológicos obligan al ser humano a tener una labor idéntica: La relación entre el grado de participación del ser humano para completar las carencias de un medio y el medio en sí mismo determina las cualidades del medio.
  • Los medios fríos son aquéllos en los que se proporciona una cantidad austera de información y por ende, fuerzan al individuo a interpretar lo que no está dicho o entendido.  Estos medios son de baja definición debido a que carece parcialmente del estado de abastecimiento de datos. Dentro de los medios fríos podemos citar el teléfono, el habla, la televisión, los seminarios, entre otros.
  • Los medios calientes son aquéllos, en contraposición a los fríos, en los que se proporciona una cantidad profusa de información y la necesidad de interpretación del individuo es mínima. Éstos son de alta definición, porque están abastecidos de datos de todo tipo y ejemplos de éstos pueden ser: la radio, la imprenta, las fotografías, las conferencias, entre otros.
Ejemplo de medio frío
La Historia de la Civilización
Marshall separó la historia de la civilización desde una perspectiva comunicacional en tres grandes estados: El estado tribal, es de destribalización y el de retribalización.
  1. Al estado tribal no se le asocia ningún fenómeno que se considere tecnológico (un medio creado con el que no nacemos).
  2. El estado de destribalización comprende desde la creación de la escritura hasta la aparición de los primeros medios tecnológicos. Es donde el individuo empieza a llegar a un estado más racional a base de abstracciones, símbolos y la separación entre el significante y el significado.
  3. Marshall supone el estado de retribalización como la vuelta al estado donde el ser humano no necesitaba de abstracciones y racionalismo. Marshall atribuye la retribalización a los medios tecnológicos, ya que restituyen al individuo de la totalidad de sus sensaciones.
“Cuanto más entras, más encerrado estás (…). Cuanto más se generalice el uso de este tipo de arquitecturas (las redes sociales como medio), más se fragmentará la web y menos disfrutaremos de un espacio de información único y universal.”
Tim Berners- Lee, científico británico, padre de la World Wide Web.

El Tao: Los Tres Tesoros (osho)

Cuando todos en la Tierra

reconocen la belleza como belleza,

surge (el reconocimiento de) la fealdad.

Cuando todos en la Tierra

reconocen lo bueno como bueno,

surge (el reconocimiento de) el mal.

Por lo tanto:

Ser y no‑ser

son interdependientes en el crecimiento;

lo difícil y lo fácil

son interdependientes en la ejecución;

lo corto y lo largo

son interdependientes en el contraste;

lo alto y lo bajo

son interdependientes en la posición.

los tonos  y la voz

son interdependientes en la armonía;

delante y detrás

son interdependientes en la compañía.

Por lo tanto, el Sabio:

Administra los asuntos sin actuar.

Predica la doctrina sin utilizar palabras.

Todas las cosas se desarrollan por sí mismas;

pero él no se aparta de ellas;

Les da vida, más no toma posesión de ellas.

Actúa, pero no se apropia.

Realiza, pero no reclama méritos.

Como no exige méritos,

el mérito no puede serle arrebatado.